Casas Rurales y Aventuras

Descubre la Ruta del Vino de Arlanza

Gastronomía, cultura e historia se unen en esta Ruta del Vino de Arlanza, que recorre los mejores entornos rurales de Burgos para que conozcas cada fabuloso rincón. En este 2019, el recorrido cumple su cuarto año desde el nacimiento, así que está de celebración. Puedes aprovechar este hecho para ir de turismo rural a la provincia burgalesa.

Además de descansar y relajarte, puedes descubrir los más exquisitos manjares de la comarca, pasear o vivir experiencias enoturísticas en las bodegas que conforman la ruta. También en cada pueblo tienes sus lugares emblemáticos característicos para ver. ¿Quieres conocerlos?

Territorio Arlanza, museos y parajes naturales, entre otros atractivos

Tu Ruta del Vino de Arlanza te lleva por un enriquecedor trayecto histórico-cultural entre iglesias, ermitas, monumentos y otros puntos de interés turístico. Sin embargo, uno de los más destacados es la escultura más grande del mundo, construida por una sola persona: Félix Yáñez. En ocho mil metros cuadrados, el mencionado autor fue capaz de recrear un poblado de Castilla en la Edad Media, pero a escala 11. Todo con materiales reciclables. Así, su obra maestra está en el municipio de Quintanilla del Agua y es conocida como Territorio Arlanza.

Ruta del Vino de Arlanza
Imagen de una parte de Territorio Arlanza

Su visita es toda una experiencia distinta e innovadora. Cerca de ese lugar también tienes museos como el de fotografía, cerámica o el etnográfico. Aunque para continuar con la cultura burgalesa, mejor detenerse en la localidad de Lerma, donde este mes de abril 2019 se festeja una exposición de arte sacro que cumple ya 24 ediciones. Se titula ‘Las Edades del Hombre’.

Luego, siguiendo la Ruta del Vino de Arlanza tienes otros pequeños municipios que brillan por su encanto rural. Por ejemplo, en Tordómar se halla un puente romano sobre el río Arlanza; en Covarrubias hay un enorme monasterio o la preciosa Fuente Azul; y en Santo Domingo de Silos resalta su desfiladero de La Yecla y el Museo de Instrumentos Musicales.

Sin duda, el descubrimiento por el recorrido es bastante variado si, como colofón, se le añaden los vinos de Burgos y la más representativa cocina castellano-leonesa.

Enoturismo y el más gustoso lechazo

A lo largo de hasta ocho bodegas puedes descubrir el mejor vino de Arlanza. Todas ellas poseen la característica común de unas cepas que sufren enormes contrastes de temperaturas, algo que termina influyendo en el resultado magnífico de cada botella. Estas son elaboradas por las bodegas Buezo, Sierra, Monte Amán, Lerma, Araus Ballesteros, Covarrubias, Arlanza y, la última en unirse a la ruta, Albornoz.

Puedes probar los mejores productos de cada familia, después de observar cómo se elaboran, pasear por los viñedos o visitar otras zonas de las instalaciones bodegueras.

Ruta del Vino de Arlanza

Luego, nada mejor que completar esa cata en los restaurantes por donde pasa la Ruta del Vino de Arlanza y comer el más gustoso lechazo de Burgos. La gastronomía de la comarca tiene su máxima expresión en esa carne autóctona, así como en los caldos.

Sea en chuletas a la brasa o asado al horno de leña, te encantará igual que la olla podrida con verduras y trozos de cerdo. También puedes probar el vacuno, de gran calidad en la región castellano-leonesa, los quesos frescos y curados e incluso las sabrosas cerezas como postre.

Con todo esto, vive Arlanza a través de su ruta. ¡Reserva ya tu casa rural en Burgos con nosotros y disfruta la experiencia!