Casas Rurales y Aventuras

Casas rurales en Sevilla 5 casas rurales en Sevilla

Sevilla es una provincia andaluza bañada por el río Guadalquivir. Con un importante legado árabe en su poder, cuenta también con un gran conjunto monumental del que forman parte su imponente Catedral, de estilo gótico y declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, o los Reales Alcázares, un fortificado castillo -también usado como residencia de las casas reales que visitan la ciudad- en el que destacan su sala de justicia, el salón de tapices, los baños de María de Padilla, la casa de contratación, el patio de yeso y, cómo no, sus espectaculares jardines.

Otro símbolo importante de la capital de provincia es la Giralda, en la que se pueden observar dos partes diferenciadas. La musulmana, que se empezó a construir en 1184, es la más antigua. La Torre del Oro, que se alza protagonista junto al Guadalquivir, cuenta con una altura de 36 metros y tres cuerpos. Actualmente se alberga en ella el Museo Naval de Sevilla. También digno de ver para el turista que se acuda de visita a Sevilla es el parque de María Luisa, en la archiconocida Plaza de España, la Real Maestranza de Caballería, el Archivo General de Indias, y sus múltiples conventos, iglesias, plazas y jardines.

A su alrededor, podrás encontrar municipios como Carmona, que posee un museo y una zona arqueológica en la que se encuentra una necrópolis romana, Osuna, un pueblo que reconocerás si eres fan de la serie Juego de Tronos, Lebrija, Santiponce, Cazalla de la Sierra, Utrera, Écija, Lebrija, Mairena del Aljarafe o Dos Hermanas, entre otros, donde además de su cultura y tradiciones podrás encontrar una gran variedad de casas rurales con gran encanto.

Sevilla también es conocida por su riqueza cultural e histórica. Seguro que has oído hablar de su Semana Santa, donde un gran número de hermandades conmemoran la pasión, muerte y resurrección de Cristo. También habrá llegado hasta tus oídos la Feria de Abril, una fiesta en la que el público se reúne en casetas adornadas con farolillos. Por las calles del recinto podrás ver pasear jinetes y coches de caballos, donde los asistentes visten los trajes típicos flamencos, disfrutan de su gastronomía típica y dan rienda suelta a su arte en forma de baile. El colofón y uno de los momentos más entrañables de esta esperada época del año llega de la mano de un magnífico espectáculo de fuegos artificiales, el cual despide la feria hasta el año siguiente.

De su gastronomía destaca, como no, el gazpacho -o sopa fría-, elaborado a base de ingredientes como el aceite de oliva, vinagre, pimientos, cebolla, ajos o tomate. Otros platos que también merecen mención y que deberás probar en una de tus visitas a Sevilla es la cola de toro, el bacalao con tomate, los huevos a la flamenca, el pescaíto frito, los caracoles o las “papas aliñás”. En cuanto a la repostería, no te olvides de los pestiños, las torrijas -muy típicas en Semana Santa-, las tortas de aceite -Castilleja de la Cuesta-, los mantecados -de Estepa-, los cortadillos y, por supuesto, la de los conventos de los pueblos de la provincia.

Con todos estos datos, seguro que tus ganas de visitar una casa rural en Sevilla han aumentado. Nos alegramos de poder decirte que has venido al lugar indicado.