Casas Rurales y Aventuras

Casas rurales en Cuenca 7 casas rurales en Cuenca

Cuenca es una provincia perteneciente a la comunidad autónoma de Castilla-La Mancha. Es de esos rincones que reúne naturaleza, cultura e historia a partes iguales. La ciudad que desempeña la capitalidad de la provincia, Cuenca, es conocida por sus casas colgadas, aunque sus tesoros van más allá. No en vano, ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad.
Así, comenzaremos nuestra visita por los principales puntos de interés de la localidad, entre los que debemos recomendarte la catedral de Nuestra Señora de Gracia, primer templo gótico construido en nuestro país, la Torre de Mangana, su famosa calle Alfonso VIII -una de las arterias principales del casco antiguo- o el Puente de San Pablo que, junto a las ya famosas casas colgadas, es uno de los símbolos de la ciudad. Atravesándolo, te encontrarás con el convento de San Pablo, al que hay que sumar como lugar de obligada visita el Santuario de la Virgen de las Angustias, el Castillo y las numerosas iglesias que encontrarás a lo largo y ancho de la ciudad.
Una vez dedicado el tiempo que merece cada uno de estos puntos, avanzaremos en nuestra ruta ampliando miras hacia el resto de la provincia, donde podrás alojarte en una de las múltiples casas rurales en Cuenca. De este modo, no debes perderte La Ciudad Encantada, un milagro que la naturaleza ha ido esculpiendo con el paso del tiempo, ni tampoco Alarcón -su castillo te resultará mágico, aunque tampoco debes perder de vista sus templos religiosos, como la iglesia de San Juan Bautista, pues alberga unas pinturas murales realmente impresionantes-.
Continuamos con nuestras recomendaciones con Uclés -pequeño municipio que posee un gran patrimonio arquitectónico, como su castillo, su monasterio, su antigua fortaleza o su necrópolis romana-, Huete -con un bonito entorno natural-, San Clemente, Priego, Arcas del Villar, Mota del Cuervo -con su impresionante conjunto de molinos de viento-, Saelices -donde se encuentra el Parque Arqueológico de Segóbriga, un importante yacimiento celta y romano- y Beteta, lugar imperdible si eres amante de la naturaleza, pues su espectacular cañón te servirá de escenario para realizar actividades de aventura rural, ocio que también podrás desarrollar a lo largo y ancho del Parque Natural de la Serranía de Cuenca o de la comarca de La Alcarria.
Como sabemos que todas estas visitas van a acabar con tus fuerzas, nada mejor para reponerlas que disfrutando de la deliciosa gastronomía de Cuenca. Así, no debes abandonar tierras conquenses sin probar platos como el Morteruelo -similar al paté-, el zarajo, las migas con huevos, el ajoarriero, el gazpacho pastor, el queso manchego y el alajú, un exquisito dulce típico elaborado a base de miel y almendras.
Por todo ello, si quieres disfrutar de unos días sin igual en esta espectacular provincia, desde Aventuras Rurales ponemos a tu disposición una amplia variedad de casas rurales en Cuenca, donde podrás pasar unas vacaciones inolvidables.